He tenido la oportunidad de trabajar 3 años en China en el sector de la docencia del inglés. Una de mis principales tareas fue la preparación de alumnos para las pruebas de admisión en colegios privados en el extranjero de Canadá, del Reino Unido, de Australia… Y así fue como entendí porqué las familias chinas prefieren  enviar a su hijo/a adolescente al extranjero en edades tan tempranas.

Marcharse a estudiar fuera, cuanto antes, mejor

En China, el Erasmus Mundus, -ese año que muchos alumnos pasan estudiando en un centro extranjero- ha pasado a la historia. Cada vez más familias de clase media alta envían a sus hijos al extranjero entre los 12 y los 17 años, en edad de estudiar la secundaria. Y no los envían por un año, sino para completar allí todo lo que les quede de secundaria y universidad. Así lo apuntan las cifras de la consultora iResearch que cuantificó que el número de estudiantes de secundaria chinos que se marchan al extranjero aumenta un 21,8% cada año. Según Lu Wei, directora del Departamento de Educación Secundaria de Estados Unidos,  en 2012 23.795 estudiantes de secundaria fueron admitidos en escuelas privadas americanas. El pastel de los estudiantes extranjeros en China, queda repartido sobre todo entre Canadá, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Singapur. Pero como cada vez hay más alumnos que disponen de un título de secundaria en el extranjero, el dominio de una segunda lengua extranjera, además de la calidad educativa, cobra importancia. Es por ello que muchos estudiantes chinos escogen otros países de la UE como Francia, Alemania o Italia, como destino de estudios.

¿Por qué cada vez más estudiantes de secundaria chinos estudian en el extranjero?

El crecimiento de la economía china ha permitido que más familias puedan afrontar los altos costes de enviar a sus hijos a estudiar al extranjero. Muchas familias chinas buscan escuelas de alta calidad, que formen a sus hijos en un entorno global, donde se potencie el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y la creatividad. A menudo, la población china considera el sistema educativo chino como rígido y mecánico. Pero además, otro motivo de peso para estudiar fuera es evitar las pruebas de selectividad chinas: el Zhongkao y el GaoKao. La primera sirve para escoger el centro donde se estudiará el Bachillerato y posteriormente, el temido examen GaoKao, para ingresar en la universidad. Cada vez más, familias acomodadas cuyos hijos presentan dificultades para obtener una alta calificación en las mencionadas pruebas de “selectividad china” ven en los estudios en el extranjero una alternativa al sistema educativo chino.

España como país receptor de estudiantes de secundaria chinos, ¡un mercado todavía virgen!

Según la infografía que se muestra a continuación, España aún queda lejos de  aparecer entre los principales receptores de estudiantes procedentes de China. España contaba en 2013 con 6.000 estudiantes chinos. Éstos se han convertido en la mayor población de estudiantes extranjeros no comunitarios. No obstante, la mayoría de estos estudiantes vienen a España a cursar estudios universitarios.

Queda un largo camino por recorrer en cuanto a la captación de estudiantes chinos de secundaria y de Formación Profesional. Si su centro está interesado en incorporar estudiantes de China en Spainternship estaremos encantados de asesorarle. Hoy España, como país europeo de habla hispana, es un destino cada vez más atractivo para los chinos. Es el momento de aprovechar la oportunidad.